image description
EMI

Cáncer de mama: Aspectos a tener en cuenta para un control precoz

Recordá que la detección temprana del cáncer de mama es fundamental, ya que los tumores en su etapa inicial tienen hasta el 90% de probabilidades de curación. No todo lo que se dice es cierto, por lo que queremos sacarte algunas dudas con respecto a esta enfermedad.

Unos de los principales factores de riesgo es la predisposición hereditaria. Sin embargo, más del 80% de las mujeres afectadas por cáncer de mama no tiene antecedentes familiares. Es recomendable:

  • Realizar controles periódicos en salud. Es esencial, ya que muchas mujeres diagnosticadas no tienen síntomas específicos.
  • Un examen físico anual por parte de un profesional
  • Una mamografía cada 2 años, a partir de los 50 años.

 

El riesgo de cáncer de mama aumenta cuando llevamos una vida sedentaria, la obesidad en la postmenopausia, dieta rica en grasas saturadas y el tabaco, entre otros. Por ende, recomendamos:

 

  • Dieta rica en frutas y verduras y baja en grasas
  • Ejercicio físico
  • No fumar
  • Alcohol: no más de 2 copas/día

 

Por otra parte, es importante saber que el tamaño de las mamas no tiene relación con la probabilidad de tener cáncer. El riesgo aumenta si previamente se ha sufrido otro cáncer como de colon o de ovario.

Una de las posibles maneras de reducir el riesgo es tener hijos y amamantarlos antes de los 30 años de edad, lo cual no implica ninguna garantía contra el cáncer de mama.

También suele decirse que los anticonceptivos orales producen cáncer de mama, pero actualmente no existe evidencia científica que lo avale.

En algunos casos, los síntomas que se presentan son nódulos en la mama, cambios en la coloración o textura de la piel, ganglios axilares duros o persistentes entre otros. En estos casos, se debe asistir a una consulta. Siempre se está a tiempo para recibir tratamiento y mejorar.

Otro de los mitos afirma que las mamografías son dolorosas. No son cómodas, pero no producen un dolor insoportable. Las mujeres que aún menstrúan, deben solicitar su turno para la mamografía durante las dos primeras semanas de su ciclo menstrual, cuando sus mamas están menos sensibles.

Cabe aclarar también que las técnicas actuales de radiación son seguras y efectivas para tratar cáncer de mama y presentan pocas complicaciones. Los métodos utilizados actualmente minimizan la exposición del corazón, costillas y pulmones a la radiación. Puede ser que las mujeres sufran un oscurecimiento de la piel durante el tratamiento o un enrojecimiento similar a una quemadura por exposición solar. Esto desaparece una vez que termina el tratamiento.